Health Information

Los riñones obra de la 'bioingeniería' se muestran promisorios en un estudio con ratas

Los riñones obra de la 'bioingeniería' se muestran promisorios en un estudio con ratas

Los órganos artificiales producen orina, pero todavía hay que vencer obstáculos antes de que puedan usarse en los seres humanos, señalan los expertos

DOMINGO, 14 de abril (HealthDay News) -- Por primera vez, los científicos han podido usar la bioingeniería para crear un riñón animal y ver si funciona en un animal vivo, en lo que esperan que sea el primer paso hacia la creación de órganos para las personas que tienen insuficiencia renal.

Para las personas que sufren de insuficiencia renal avanzada, la única cura es un trasplante de riñón, y no hay suficientes órganos de donantes para satisfacer la demanda. En Estados Unidos, casi un millón de personas sufren de enfermedad renal en etapa final, y actualmente hay más de 95,000 en la lista de espera para un órgano donado, según datos de la Red Unida para la Compartición de Órganos (United Network for Organ Sharing).

En el nuevo estudio, investigadores de la Universidad de Harvard y del Hospital General de Massachusetts crearon un riñón de reemplazo que, al ser trasplantado en ratas, comenzó de inmediato a producir orina, igual que un riñón normal.

El órgano artificial no pudo igualar la función completa de un riñón normal, pero los expertos dicen que los hallazgos son un primer paso promisorio hacia la creación de riñones de reemplazo para las personas.

"Estos resultados son bastante impresionantes", afirmó la Dra. Mala Sachdeva, una especialista renal que no participó en la investigación. "El tejido trasplantado en realidad era bastante funcional".

Los hallazgos, publicados por adelantado en línea el 14 de abril en la revista Nature Medicine, "son muy promisorios", dijo Sachdeva, nefróloga del Centro de Trasplantes del Hospital de la Universidad de North Shore en Manhasset, Nueva York.

Sin embargo, enfatizó que "es demasiado pronto para tener demasiadas esperanzas. Se necesita mucho más trabajo".

El Dr. Harald Ott, investigador principal, se mostró de acuerdo en que faltan años de estudio.

"En realidad este estudio solo muestra una prueba de principio", comentó Ott, de la Facultad de Medicina de la Harvard y del Centro de Medicina Regenerativa del Hospital General de Massachusetts.

En un "mundo ideal", señaló Ott, algún día los científicos podrán crear riñones nuevos "a solicitud" a partir de las células del propio cuerpo de los pacientes de insuficiencia renal. Esto tendría el potencial no solo de aliviar la escasez de órganos donados, sino que también resolvería el problema del rechazo de los órganos, señalaron tanto Ott como Sachdeva.

Actualmente, los médicos intentan hallar riñones donados que se correspondan con el perfil genético del paciente tanto como se pueda. Aún así, los recipientes de trasplantes tienen que tomar fármacos que suprimen su sistema inmunitario, para reducir las probabilidades de un ataque del sistema inmunitario al órgano foráneo.

Sachdeva advirtió que esos fármacos tienen efectos secundarios, lo que incluye una susceptibilidad más alta a las infecciones o, con el tiempo, al cáncer. Algunos inmunosupresores pueden provocar afecciones como enfermedades de los huesos, hipertensión o cataratas.

Hallar una forma de crear riñones a partir de las células del propio paciente limitaría la necesidad de esos medicamentos, según Ott. Pero primero, los investigadores tienen que averiguar como "mejorar" esta tecnología para su uso en humanos, planteó.

El equipo de Ott creó los riñones de remplazo extrayendo "células vivas" de los riñones de ratas mediante el uso de una solución detergente. Esto dejó detrás un "andamio" de colágeno que los investigadores repoblaron con células renales de ratas recién nacidas, además de células humanas que se usaron para reemplazar el revestimiento de los vasos sanguíneos renales.

Entonces, los órganos se cultivaron en el laboratorio antes de ser trasplantados en ratas a quienes se había extirpado un riñón. El equipo de Ott halló que los riñones creados podían producir orina.

Aún quedan muchas preguntas sobre cómo traducir esto a los humanos, según Ott. Una de las preguntas es: ¿de dónde provendrían los "andamios" renales? Ott dijo que se podrían usar riñones de cadáveres, pero entonces aún habría una necesidad de órganos donados. No está claro si el sistema inmunitario de un paciente reaccionaría contra el andamio foráneo, incluso si sus propias células lo repueblan.

El equipo de Ott ya halló que se pueden eliminar las células de los riñones de humanos y cerdos para formar un andamio. Ott dijo que quizás se puedan usar riñones de cerdos para formar el andamio para los riñones de reemplazo en los humanos.

También está la duda sobre qué tipos de células de los pacientes funcionarían. Por ejemplo, ¿se puede convencer a las células sanguíneas de los pacientes para que se conviertan en células renales maduras?

Ott dijo que estimar cuánto tiempo tardarán en responder a esas dudas es difícil. "Pero si esta tecnología funciona, faltan años para la aplicación clínica", planteó. Aún así, añadió, "creo que podemos sentirnos optimistas, con cierta precaución".

Más información

Para más información sobre los trasplantes de riñón (http://www.transplantliving.org/ ), visite la Red Unida para la Compartición de Órganos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Harald Ott, M.D., Center for Regenerative Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston; Mala Sachdeva, M.D., assistant professor, medicine, Hofstra North Shore-LIJ School of Medicine, Hempstead, N.Y.; April 14, 2013, Nature Medicine, online