Health Information

Prohibir fumar en las viviendas públicas podría ahorrar dinero y salvar vidas, según los CDC

Prohibir fumar en las viviendas públicas podría ahorrar dinero y salvar vidas, según los CDC

Las políticas libres de humo de tabaco podrían ahorrar 521 millones de dólares al año, y reducir la exposición al humo de segunda mano

MARTES, 16 de abril (HealthDay News) -- Las prohibiciones de fumar en las viviendas subsidiadas, lo que incluye los programas de vivienda pública y de asistencia con el alquiler, ahorrarían 521 millones de dólares al año, según una nueva investigación del gobierno de EE. UU.

Los autores del estudio, de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., estimaron que las reducciones en la atención de salud relacionadas con el humo de segunda mano conformarían la mayor parte de los ahorros, con 341 millones de dólares al año. Apuntaron que las políticas libres de humo de tabaco son de una importancia particular en las viviendas de unidades múltiples, donde la exposición al humo de segunda mano puede resultar especialmente nociva.

"Muchos de los 7 millones de estadounidenses que residen en viviendas subsidiadas en EE. UU. son niños, mayores o discapacitados", comentó en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Tim McAfee, director de la Oficina de Tabaquismo y Salud de la agencia. "Estas son las personas más sensibles a la exposición al humo de segunda mano. Este informe muestra que hay beneficios financieros sustanciales con la implementación de políticas libres de humo de tabaco, además de los beneficios de salud que éstas conllevan".

El presidente nacional y director ejecutivo de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), Harold Wimmer, respaldó el informe.

"Este estudio confirma que una política libre de humo de tabaco en todas las viviendas subsidiadas, además de unos beneficios de salud integrales para dejar de fumar, mejoraría drásticamente la salud pública y ahorraría al país millones de dólares", señaló Wimmer en un comunicado de prensa de la Asociación Americana del Pulmón.

"La evidencia muestra que los residentes de viviendas multifamiliares están expuestos al humo de segunda mano aunque vivan en una unidad donde nadie fuma", añadió Wimmer. "Casi 63 millones de los 70 millones de estadounidenses que viven en viviendas multifamiliares no permiten que se fume en casa, pero aproximadamente 28 millones de ellos reportaron que el humo de segunda mano se infiltraba en sus casas de cualquier forma, según un estudio reciente que aparece en la revista Nicotine and Tobacco Research", lamentó.

Cada año, en EE. UU. mueren aproximadamente 50,000 personas debido a la exposición al humo de segunda mano. Un informe de 2006 del ministro de sanidad advirtió que no hay un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano, y concluyó que la única forma de proteger a las personas de los efectos nocivos del humo de segunda mano es implementar políticas 100 por ciento libres de humo bajo techo.

Tan solo en las viviendas públicas, los CDC calcularon que los ahorros anuales totales asociados con las políticas libres de humo serían de aproximadamente 154 millones de dólares al año. De esa cantidad, 101 millones de dólares provendrían de una reducción en los costos de atención de salud asociados con el humo de segunda mano, 32 millones de las renovaciones, y 21 millones del daño de los fuegos relacionados con fumar.

Los autores del estudio dijeron que la exposición al humo de segunda mano puede resultar particularmente peligrosa para las personas que viven en viviendas de múltiples unidades.

"El humo de segunda mano entra en los apartamentos cercanos desde las áreas comunes y los apartamentos donde se fuma", explicó en el comunicado de prensa de los CDC el autor líder del estudio, Brian King, epidemiólogo de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC.

"Abrir las ventanas e instalar sistemas de ventilación no elimina del todo la exposición al humo de segunda mano. Implementar políticas libres de humo de tabaco en todas las áreas es la forma más efectiva de proteger completamente a todos los residentes, visitantes y empleados de los efectos nocivos del humo de segunda mano", aseguró King.

El Departamento de la Vivienda y del Desarrollo Urbano (HUD) de EE. UU. ha instado a las autoridades de las viviendas públicas, además de los propietarios y administradores de los programas de asistencia con el alquiler de viviendas multifamiliares, que prohíban fumar en sus propiedades. Pero hasta la fecha, solo un pequeño porcentaje de las autoridades de vivienda pública han implementado esas prohibiciones.

En enero, la Academia Americana del Pulmón, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y 17 organizaciones médicas y de salud pública adicionales solicitaron al HUD que adopte una política libre de humo de tabaco que cubra a todas las viviendas multifamiliares bajo su control, según Wimmer.

Sandra Henríquez, secretaria asistente de vivienda pública y para nativos del HUD, anotó que "este nuevo estudio refuerza la importancia de que la iniciativa de vivienda y desarrollo urbano fomente la adopción de políticas de viviendas libres de humo de tabaco en las viviendas públicas y otras viviendas multifamiliares que cuentan con asistencia federal".

En el comunicado de prensa, señaló que "hemos observado un impulso considerable en el número de agencias de vivienda pública de todo el país que adoptan esta política, que ahorra costos en dinero y en la vivienda, en lugares como Boston, San Antonio, Seattle y todas las viviendas públicas del estado de Maine".

Informar a los residentes, los propietarios y los administradores de las viviendas subsidiadas sobre los beneficios de salud y financieros de las políticas libres de humo de tabaco podría proteger a más personas de los efectos negativos del humo de segunda mano, según los CDC. Los investigadores añadieron que proveer a las personas que viven en viviendas subsidiadas con información y recursos para dejar de fumar también podría ayudar.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre fumar y el consumo de tabaco (http://www.cdc.gov/tobacco/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Harold Wimmer, national president and CEO, American Lung Association; U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, April 16, 2013