Health Information

Las bacterias del intestino podrían servir para predecir el riesgo de obesidad

Las bacterias del intestino podrían servir para predecir el riesgo de obesidad

Los estudios también hallaron que una dieta rica en fibra y baja en grasa puede cambiar favorablemente la conformación de las bacterias

MIÉRCOLES, 28 de agosto (HealthDay News) -- Las bacterias de los sistemas digestivos (los gérmenes del intestino) de las personas parecen influir en si se vuelven obesas, y una nueva investigación aclara un poco más por qué podría pasar esto.

Los hallazgos, de un equipo internacional de científicos, también sugieren que una dieta rica en fibra podría cambiar la configuración de estos gérmenes, lo que podría facilitar a estas personas el perder algo de peso.

"Sabemos que las bacterias del intestino afectan a la salud y la obesidad, pero no sabemos cómo ocurre esto exactamente", comentó Dusko Ehrlich, coautor de los dos estudios nuevos y coordinador del Proyecto Internacional de Estándares del Microbioma Humano.

La investigación halla que las "personas que ganan más peso carecen de ciertas especies de bacterias o las tienen en un nivel muy bajo. Esto abre caminos de desarrollo de terapias bacterianas contra el aumento de peso", afirmó.

Los expertos creen que el intestino, donde el cuerpo procesa la comida, es fundamental en el aumento y la pérdida de peso.

"Ahora sabemos que las bacterias de nuestro intestino juegan un papel importante en nuestra salud y bienestar, posiblemente tan importante como nuestra respuesta inmunitaria y una alimentación adecuada", afirmó Jeffrey Cirillo, profesor del departamento de patogénesis microbiana e inmunología del Centro de Ciencias de la Salud Texas A&M. "Esto significa que la perturbación de las bacterias del intestino por el uso de antibióticos o tomando alimentos que pueden ayudar a que solo crezcan un tipo particular de bacterias puede tener consecuencias en todo el cuerpo".

Un estudio publicado el pasado mes de marzo en la revista Science Translational Medicine sugirió que la cirugía de derivación gástrica condujo a la pérdida de peso (en ratones) porque modificó la configuración bacteriana de sus intestinos.

En uno de estos dos estudios nuevos, que aparecen en la edición del 29 de agosto de la revista Nature, los investigadores analizaron las bacterias de los intestinos de 169 personas danesas obesas y de 123 personas danesas que no lo eran.

Los gérmenes del intestino de las personas obesas tenían una diversidad menor que en las otras personas, y presentaban más anomalías en cuanto al metabolismo. Además, las personas obesas con una menor diversidad de gérmenes aumentaron más de peso.

No está claro el modo en que se relacionan entre sí las bacterias y la obesidad. Pero la investigación sugiere que el metabolismo de los gérmenes por sí mismo está conectado con el metabolismo general de los seres humanos en que viven, afirmó Cirillo.

El hallazgo también podría tener una aplicación práctica, indicaron los investigadores.

"El estudio prepara el terreno para una prueba sencilla, que podría decir cuál es el riesgo de una persona de contraer enfermedades relacionadas con la obesidad", según Ehrlich, coautor del estudio. Si están en riesgo, entonces quizá sea necesario aplicar cambios en la dieta, afirmó.

En un segundo estudio, los investigadores monitorizaron las bacterias intestinales mientras 49 personas con sobrepeso y obesas trataban de perder peso siguiendo dietas bajas en grasas y en calorías, pero ricas en proteínas, junto con alimentos ricos en fibra, como las verduras y las frutas. La dieta parecía cambiar realmente la configuración bacteriana de los intestinos de los participantes.

"Aunque estos estudios sobre este tema son relativamente iniciales y pequeños, sugieren que la gestión de nuestra propia dieta puede mejorar la riqueza de la flora intestinal y reducir nuestras probabilidades de volvernos obesos", señaló Cirillo. "Esto no significa que los cambios en la dieta serán efectivos para todas las personas o que pueden evitar la obesidad independientemente de cuánto se coma, pero pueden servir de ayuda en la situación".

Más información

Para más información sobre la obesidad (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0004552/ ), visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTES: Dusko Ehrlich, Ph.D., coordinator, International Human Microbiome Standards project, INRA, Paris; Jeffrey Cirillo, Ph.D., professor, department of microbial pathogenesis and immunology, Texas A&M Health Science Center, Bryan, Texas; Aug. 29, 2013, Nature