Health Information

Los veteranos con el síndrome de la guerra del Golfo presentan cambios cerebrales, según un estudio

Los veteranos con el síndrome de la guerra del Golfo presentan cambios cerebrales, según un estudio

La memoria de trabajo de las personas con esta enfermedad era más lenta

MARTES, 22 de octubre (HealthDay News) -- Un nuevo estudio muestra cambios cerebrales en los soldados de la guerra del Golfo que se cree que enfermaron por la exposición a armas químicas, y podría ofrecer un esclarecimiento de por qué a menudo afirman que sufren problemas de memoria.

El estudio aparece en la edición en línea del 15 de octubre de la revista Clinical Psychological Science.

"A más de 250,000 militares, o aproximadamente al 25 por ciento de los que fueron destinados durante la Guerra del golfo Pérsico, se les ha diagnosticado la enfermedad de la guerra del Golfo", indicó en un comunicado de prensa de la revista el coautor del estudio, Bart Rypma, investigador principal del Centro de Salud Cerebral de la Universidad de Texas, en Dallas.

"Aunque los profesionales médicos han reconocido la enfermedad crónica y que a menudo causa discapacidad durante casi dos décadas, no se habían encontrado hasta ahora los cambios cerebrales que identifican de manera exclusiva a la enfermedad de la guerra del Golfo", indicó. La enfermedad también se conoce como el síndrome de la guerra del Golfo.

Los cambios cerebrales que reveló el estudio estaban vinculados con la "memoria de trabajo", que permite a las personas almacenar los recuerdos a corto plazo. En comparación con los veteranos que gozan de salud, las personas con la enfermedad de la guerra del Golfo realizaban más lentamente las pruebas de la memoria de trabajo que examinaban la precisión, la velocidad y la eficacia. La eficacia empeoró conforme la prueba se volvió más difícil.

"La dificultad de recordar fue el problema más habitual e inexplicable como resultado del servicio en la guerra del Golfo Pérsico", comentó en el comunicado de prensa el coautor del estudio, Robert Haley, jefe de epidemiología del Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas, en Dallas. "Este estudio con IRM funcionales proporciona la primera evidencia objetiva que muestra los fallos exactos en los circuitos de la memoria del cerebro que subyacen a estos problemas de memoria inducidos por sustancias químicas".

Rypma afirmó que los hallazgos "respaldan la existencia de un vínculo empírico entre la exposición a las sustancias químicas neurotóxicas, en concreto el gas sarín, y los déficits [en la habilidad de pensamiento] y los cambios neurobiológicos en el cerebro".

"Implementar intervenciones que mejoren la memoria de trabajo podría tener unos efectos positivos en muchos aspectos de la vida cotidiana, desde la capacidad de finalizar una lista de la compra hasta [emparejar] los nombres con las caras, lo que resultaría en una mejora del estado de ánimo", añadió.

Más información

Para más información sobre los problemas de salud a los que se enfrentan los veteranos de la guerra del Golfo (http://www.publichealth.va.gov/exposures/gulfwar/ ), visite el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

FUENTE: Clinical Psychological Science, news release, Oct. 15, 2013