Health Information

El ibuprofeno y el Aleve no aumentan el riesgo de pérdida del embarazo, según un estudio

  • Home
  • Health Information
El ibuprofeno y el Aleve no aumentan el riesgo de pérdida del embarazo, según un estudio

Pero los AINE no deben tomarse en el tercer trimestre del embarazo, avisan los autores

LUNES, 3 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- Los analgésicos de una clase de fármacos conocidos como antiinflamatorios no esteroides (AINE) no aumentan el riesgo de una mujer de perder el embarazo, según un estudio reciente.

Los AINE de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB) y el naproxeno (Aleve), no afectaron el riesgo de pérdida del embarazo, hallaron los investigadores israelíes.

"No hallamos un mayor riesgo de pérdida del embarazo en las mujeres que tomaron estos fármacos en el primer trimestre, aunque sí observamos un mayor riesgo tras el uso de indometacina", apuntó la autor líder, la Dra. Sharon Daniel, residente pediátrico del Centro Médico Soroka en Beersheva, Israel.

La indometacina, un AINE recetado, se vinculó con una tasa mucho mayor de pérdida del embarazo, halló el estudio. Los fármacos recetados conocidos como inhibidores de la Cox-2, como celecoxib (Celebrex), se asociaron con un riesgo ligeramente mayor de aborto espontáneo, halló el estudio.

"Los AINE son frecuente y crecientemente utilizados por las mujeres embarazadas, tanto porque los fármacos se indican para síntomas comunes como el dolor y la fiebre como porque en las últimas dos décadas algunos de los medicamentos se venden de forma libre, sin necesidad de una receta médica", apuntó la autora principal del estudio, Amalia Levy, epidemióloga y directora del departamento de salud pública de la Universidad Ben-Gurion del Negev, en Beersheva.

Los hallazgos deben tranquilizar a las mujeres que han tomado AINE de venta libre a principios del embarazo, apuntaron los autores.

Los autores del estudio señalaron que la indometacina se usa con frecuencia como tratamiento para el parto prematuro, y que muchas pérdidas del embarazo asociadas con el fármaco ocurrieron a finales de los embarazos. Además, las dosis diarias promedio de indometacina fueron más altas que las de otros AINE, según el estudio.

En cuanto al aumento del riesgo con los inhibidores de la Cox-2, los autores anotaron que dado que contaban con tan pocas mujeres que tomaron esos fármacos en el estudio, sus hallazgos deben ser confirmados por un estudio de mayor tamaño.

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 3 de febrero de la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

El aborto espontáneo es algo que ocurre comúnmente a principios del embarazo. Alrededor del 15 por ciento de todos los embarazos terminan en una pérdida, según la información de respaldo del estudio. El 80 por ciento de las pérdidas ocurren antes de las 12 semanas de embarazo, añadieron los autores del estudio.

Se sabe que varios factores aumentan el riesgo de pérdida del embarazo, entre ellos anomalías genéticas, enfermedades maternas, la obesidad, fumar y el consumo de alcohol. Varios estudios anteriores habían sugerido que el uso de AINE también podría aumentar el riesgo de aborto espontáneo.

Para ver si ese era el caso, los investigadores revisaron los expedientes de más de 65,000 mujeres que habían concebido entre enero de 2003 y diciembre de 2009. Poco más de 6,500 de las mujeres abortaron de forma espontánea en algún momento del embarazo, según el informe.

4,495 mujeres usaron AINE en algún momento del embarazo. El ibuprofeno fue el AINE más comúnmente usado. 132 mujeres utilizaron indometacina, y solo 71 usaron inhibidores de la Cox-2, halló el estudio.

En general, el riesgo de aborto espontáneo en las mujeres que tomaban AINE que no eran inhibidores de la Cox-2 (que incluyen a la indometacina) aumentó en un 10 por ciento. Cuando los investigadores observaron a las mujeres que tomaban indometacina sola, hallaron un riesgo 2.8 veces mayor de pérdida del embarazo. Entre las que tomaban inhibidores de la Cox-2, el riesgo aumentó en un 43 por ciento, reportó el estudio.

"Nuestros resultados muestran que el uso de estos fármacos en el primer trimestre no se asoció con el aborto espontáneo", afirmó Levy.

Levy añadió que este mismo grupo de investigación realizó un estudio anterior que halló que los AINE en el embarazo tampoco aumentaban el riesgo de malformaciones fetales.

Pero Levy y Daniel advirtieron que los AINE no se deben tomar en el tercer trimestre del embarazo.

La Dra. Jill Rabin, obstetra y ginecóloga y jefa de atención ambulatoria y salud de las mujeres del Centro Médico Judío de Long Island en New Hyde Park, Nueva York, dijo que no se sabía si los AINE aumentaban o no el riesgo de aborto espontáneo dado que no ha habido muchos estudios, y los que se han hecho han dado resultados conflictivos. Apuntó que era bueno ver un estudio con una muestra tan grande.

"Si una mujer tiene un motivo clínicamente importante para tomar un AINE, probablemente esto no aumente el riesgo de pérdida del embarazo", planteó Rabin. "Pero es importante recordar que en el embarazo menos es más. La mayoría de médicos dicen que no pasa nada si toma un Tylenol para un dolor de cabeza. Pero no tome nada sin informar al médico. Siempre hable sobre todo lo que tome con su proveedor". (El Tylenol es un analgésico, pero no es un AINE).

Más información

Para más información sobre el uso de medicamentos durante el embarazo, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (http://www.cdc.gov/pregnancy/Spanish/meds/index.html )

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Sharon Daniel, M.D., M.P.H., physician intern, department of pediatrics, Soroka Medical Center, Beersheba, Israel; Amalia Levy, Ph.D., M.P.H., epidemiologist, head, department of public health, Ben-Gurion University of the Negev, Beersheba, Israel; Jill Rabin, M.D., obstetrician/gynecologist, chief, ambulatory care and women's health, and head, urogynecology, Long Island Jewish Medical Center, New Hyde Park, N.Y.; Feb. 3, 2014, CMAJ (Canadian Medical Association Journal), online