Health Information

Los accidentes letales de coche que tienen que ver con el consumo de marihuana se han triplicado en EE. UU., halla un estudio

  • Home
  • Health Information
Los accidentes letales de coche que tienen que ver con el consumo de marihuana se han triplicado en EE. UU., halla un estudio

Los investigadores anotan que el aumento incluyó a ambos sexos y a todos los grupos de edad

MARTES, 4 de febrero de 2014 (HealthDay News) -- La legalización de la marihuana es una idea que cobra impulso en EE. UU., pero quizá el hecho de que la droga se haga más común tiene un lado oscuro, sugiere un estudio reciente.

Los accidentes mortales que tienen que ver con el consumo de marihuana se triplicaron en la década anterior, fomentando parte del aumento general en las muertes de tráfico por la conducción bajo la influencia de las drogas, informan investigadores de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia.

"Actualmente, uno de cada nueve conductores involucrados en accidentes letales resultaría positivo de marihuana", aseguró el coautor del estudio, el Dr. Guohua Li, director del Centro de Epidemiología y Prevención de las Lesiones de la Columbia. "Si esta tendencia continúa, en cinco o seis años las drogas que no son alcohólicas superarán al alcohol para convertirse en la sustancia más común involucrada en las muertes relacionadas con la conducción bajo la influencia del alcohol o de las drogas".

El equipo de investigación llegó a sus conclusiones a partir de estadísticas de accidentes de seis estados que realizan pruebas de toxicología a los conductores involucrados en accidentes de coche fatales: California, Hawái, Illinois, New Hampshire, Rhode Island y Virginia Occidental. Las estadísticas incluyeron a más de 23,500 conductores que murieron en un plazo de una hora tras tener un accidente entre 1999 y 2010.

El alcohol contribuyó a más o menos el mismo porcentaje de muertes de tráfico en toda la década, con alrededor de un 40 por ciento, apuntó Li.

Pero las drogas desempeñaron un rol cada vez más prevalente en los accidentes letales, hallaron los investigadores. La conducción con drogas explicó más del 28 por ciento de las muertes de tráfico en 2010, frente a más del 16 por ciento en 1999.

La marihuana resultó ser la principal droga involucrada en el aumento, contribuyendo al 12 por ciento de los accidentes de 2010, frente al 4 por ciento en 1999.

Los autores del estudio también anotaron que el uso combinado de alcohol y marihuana aumenta dramáticamente el riesgo de muerte de un conductor.

"Si un conductor está bajo la influencia del alcohol, el riesgo de un accidente letal es 13 veces mayor que el riesgo de un conductor que no lo está", advirtió Li. "Pero si un conductor está bajo la influencia tanto del alcohol como de la marihuana, el riesgo aumenta a 24 veces más que una persona sobria".

Los investigadores hallaron que el aumento en el consumo de marihuana ocurrió en todos los grupos de edad y en ambos sexos. Sus hallazgos aparecen en la edición en línea del 29 de enero de la revista American Journal of Epidemiology.

La marihuana afecta a la conducción de una manera muy parecida al alcohol, explicó Jonathan Adkins, subdirector de la Asociación de Seguridad Vial de los Gobernadores (Governors Highway Safety Association). Afecta el juicio y la visión, y hace que una persona se distraiga con mayor facilidad y sea más propensa a tomar riesgos mientras conduce.

"Este estudio muestra un aumento alarmante en la conducción bajo la influencia de las drogas, y en particular, muestra un aumento en la conducción bajo la influencia tanto del alcohol como de las drogas", señaló Jan Withers, presidenta nacional de Mothers Against Drunk Driving.

"A MADD le preocupa cada vez que escuchamos que hay un aumento en la conducción bajo la influencia, dado que se puede prevenir al 100 por ciento", añadió Withers. "Cuando se trata de la conducción con drogas frente a la conducción con alcohol, las sustancias podrían ser distintas pero las consecuencias son las mismas: muertes y lesiones innecesarias".

El movimiento hacia la legalización de la marihuana hace que los hallazgos de este estudio sean increíblemente importantes para las autoridades de la seguridad del tráfico, enfatizó Adkins.

"Es una alarma para los que trabajamos en la seguridad vial", aseguró Adkins. "La legalización de la marihuana se propagará a otros estados. Ya ni siquiera es un tema partidista. Nuestra expectativa es que se convertirá en la norma en vez de ser la excepción".

El problema es que el consumo de marihuana y drogas antes de conducir no conlleva el mismo estigma que la conducción con alcohol ha acumulado con los años, añadió.

"El público está informado sobre la conducción bajo los efectos del alcohol, pero no creo que estén conscientes sobre la conducción bajo el efecto de las drogas, y esto es un problema inmenso", apuntó Adkins. "Debemos alertar al público que si se ha utilizado cualquier tipo de sustancia, no se debe tomar el volante. Debemos crear una cultura en la que, al igual que conducir borracho, no sea aceptable".

La policía tampoco cuenta con una prueba precisa ni fácil de usar, como la del alcohol en el aliento, para evaluar la intoxicación con marihuana de un conductor cuando lo detienen en el tráfico, señaló Li.

Hay una prueba disponible que evalúa los niveles de cannabis en la saliva de un conductor, pero no es tan confiable ni precisa como la prueba de aliento en el alcohol, y la policía no la ha adoptado ampliamente, comentó.

"En el caso de la marihuana, diría que en quizá cinco o más años habrá algún método o técnica de prueba que tal vez no sea tan precisa como la del alcohol en el aliento, pero que será más precisa que los dispositivos con los que contamos ahora", dijo Li.

Más información

Para más información sobre la conducción bajo la influencia de la marihuana, visite Pew Charitable Trusts (http://www.pewstates.org/projects/stateline/headlines/driving-laws-explained-in-the-medical-marijuana-age-how-high-is-too-high-to-drive-85899381036 ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Guohua Li, M.D., Dr.PH, professor, epidemiology and anesthesiology, and director, Center for Injury Epidemiology and Prevention, Columbia University, New York City; Jan Withers, national president, Mothers Against Drunk Driving; Jonathan Adkins, deputy executive director, Governors Highway Safety Association; Jan. 29, 2014, American Journal of Epidemiology, online